Autoridades de Arizona ubicaron a El Chapo Guzmán y guardaron silencio


Autoridades estadunidenses ubicaron en enero de 2009 a Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, pero extrañamente nunca dieron parte a las autoridades mexicanas para que lo detuvieran.

Según un documento hackeado al Departamento de Seguridad Pública de Arizona (AZDPS, por sus siglas en inglés), El Chapo estuvo ese año en un rancho de Sonoyta, Sonora, donde presuntamente departió con un “gran séquito de miembros de su organización”.
La información fue recibida, vía electrónica, por la Unidad de Corrupción de Ajo, en Arizona, el 26 de enero de 2009 a las ocho y media de la noche.

El documento (Intel Chapo Guzmán 01-26-2009) forma parte de un paquete de 700 que fueron hackeados por piratas cibernéticos, en represalia por la ley antiinmigrante SB 1070. El contenido de la información fue dado a conocer vía Lulzec en el portal The Pirata Bay.

Los correos, que fueron enviados desde la bandeja de una tal Shannon P. MacCormick, eran dirigidos a algún elemento de la Unidad de Corrupción de Ajo, Arizona, según Lulzsec.

De acuerdo con el documento, El Chapo responsabilizó a sus lugartenientes de defender las cargas de droga o habría consecuencias por las pérdidas. “Me encargaré de todo aquel que me traicione”, habría dicho el capo.

Antes de partir, pidió a los conductores llevar armas largas y usar chaleco antibalas.

En el correo se agrega que El Chapo llevó a 70 de sus hombres a Sonoyta para comenzar su nueva línea de transporte y, “al parecer”, también con parte de su gente a Welton y a Casa Grande.

0 comentarios:

Publicar un comentario