Sobrino de los Reyes, en prisión, ligado a narco


Hay un hecho en la vida de la familia Reyes Salazar que, junto con la ejecución de seis de sus integrantes, la tiene marcada: la captura de Miguel Ángel, uno de sus integrantes, a quien las autoridades vinculan con el cártel de Juárez.

Miguel Ángel, El Sapo, de 31 años, fue aprehendido el 4 de septiembre de 2009. Militares lo encontraron en un restaurante de Nuevo Casas Grandes junto con tres sujetos, entre ellos José Rodolfo Escajeda, El Rikín, señalado como jefe de plaza de La Línea, brazo armado del cártel de Juárez, y cercano a Vicente Carrillo, El Viceroy, líder de esa agrupación criminal.

A El Sapo lo acusaron de la ejecución de Benjamín Lebarón y su cuñado Luis Whitman, en julio de 2009.

El Rikín fue extraditado en diciembre de 2010 a Estados Unidos donde era buscado por delitos contra la salud y asociación delictuosa en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas.

La detención de Miguel Ángel, según cuenta su tía Marisela Reyes Salazar, estuvo precedida de un levantón que sufrió en agosto de 2008. Durante 16 días estuvo desaparecido hasta que fue abandonado frente a la casa de un familiar.

Su madre, Josefina Reyes Salazar, inició entonces una campaña de denuncia por supuestos abusos de parte del Ejército y la Policía Federal, pero fue asesinada el 3 de enero de 2010, en Valle de Juárez.

Días antes del crimen, Miguel Ángel fue consignado al penal federal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas; el día 15 de ese mes, su hermano Julio César, fue acribillado.

A Miguel Ángel, según la Procuraduría General de la República (PGR), se le consignó ante un juez por los delitos de delincuencia organizada, posesión de cartuchos y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Marisela asegura que ya va para un año y medio de que su sobrino fue detenido, sin que haya dictado sentencia. “No lo vamos a ocultar: él está detenido y somos de la idea de que se le juzgue; si lo encuentran culpable que se le castigue por el error que cometió”, dijo en entrevista con La Razón.

A estos hechos se suma la ejecución de Rubén, otro hermano de Josefina, el 15 de agosto de 2010. El 7 de enero de 2011 fueron secuestrados los hermanos Malena y Elías Reyes, así como Luisa Ornelas, esposa de este último, quienes aparecieron ejecutados el 23 de febrero, 16 días después de que fueron secuestrados.

El Sapo

31 años

Aprehendido por portación de drogas y armas en septiembre de 2009

Fue levantado durante 16 días y un mes después lo detuvo el Ejército

0 comentarios:

Publicar un comentario