Video de la muerte de Nacho Coronel



La revista Proceso publicó este martes en su sitio de internet un video en el que se muestra el cuerpo del narcotraficante Ignacio 'Nacho' Coronel momentos después de que fue abatido durante un operativo del Ejército mexicano en Zapopan, Jalisco, el pasado 29 de julio.

En el video – sin audio y de aproximadamente doce segundos- grabado desde el interior de la residencia que el delincuente ocupaba como casa de seguridad, se aprecia a 'Nacho' Coronel tendido sobre una escalera con piso de cerámica (de unos cinco escalones), vestido con ropa deportiva blanca y con rastros de sangre en su hombro izquierdo.

Después de tomar imágenes del cuerpo, la persona que realiza la grabación da unos pasos hacia la salida de la residencia y deja de filmar de forma abrupta en el momento que aparece en un soldado en el marco de la puerta.

Cabe destacar que la revista Proceso advierte en las primeras imágenes que se reserva el anonimato de la persona que realizó el video y de la

Ignacio Coronel Villarreal no supo que ya iban por él hasta que tuvo al Ejército encima.

Literalmente. El grupo de élite llegó por aire y se alineó en chorizo, como se refieren coloquialmente los militares a una formación en columna. Cuando reaccionó, Coronel reventó un ventanal y trató de huir por el jardín de su casa de seguridad, en la que llevaba al menos dos semanas recluido, temeroso de ser aprehendido. Sabía, sí, que el cerco en su contra se estrechaba; no lo esperaba tan pronto.

Irán Francisco Quiñones Gastélum, el único hombre que acompañaba al capo, y la fisioterapeuta que le proporcionaba un masaje minutos antes del operativo, salieron por delante entre los cristales rotos, pero fueron detenidos inmediatamente sobre el césped. Nacho Coronel giró sobre sus pasos y regresó a la casa.

Corrió hacia unas escaleras que dan a un pasillo que, a la izquierda, conduce a la recámara principal; hacia la derecha está la sala. No llegó a ningún lado. En un recodo volteó e hizo cinco o seis disparos con un rifle de asalto M-16, calibre 5.56, con los que mató a un soldado e hirió a otro.

Unos pasos más adelante se topó con una escopeta Mossberg calibre 12 milímetros. Bastó un solo tiro, a no más de cuatro metros de distancia, del militar que la portaba. Los perdigones entraron por su costado izquierdo, casi en la espalda. El disparo, a bocajarro, no se expandió. Nacho Coronel estaba muerto.

Las imágenes que obtuvo Proceso de un video parecen rectificar las versiones que en el primer momento aseguraron que Coronel había recibido varios disparos. Cortesia: Proceso.com.mx
video


0 comentarios:

Publicar un comentario